Steve Jobs

Thank you, Steve

Gracias. Por cambiarlo todo.
Por ser valiente e ir más allá, por dejar la universidad y salir del camino marcado, por imaginar y crear iObjetos que han revolucionado las tecnologías modernas. Gracias por el discurso de Stanford y por ser practicante de tu propia filosofía, por abrir los ojos a muchos y por facilitar a una gran mayoría la manera en la que andamos el camino. Por las ganas y la innovación, por creer y crear y creer en lo que creaste. Gracias por ser un genio y compartirlo con todos.

Un iPod Touch, tres iPhones y dos MacBooks. Gracias por ellos. Espero que el legado que dejas sea atemporal. Espero que tus 56 años hayan sido “suficientes” para cambiar para siempre el rumbo de los “devices” y la mentalidad de las multinacionales.

Descansa en paz y cuando llegues a tu siguiente destino… twittealo. Yo quiero ir al mismo lugar que tú cuando me muera.

Thank you, Steve.

Advertisements
Categories: Steve Jobs | 1 Comment

The pursuit of happiness

Son incontables las veces que he preguntado a amigos y conocidos en los últimos años “Por qué eres feliz?” o “Eso te basta?”. Siempre me ha parecido que tiene que haber algo más en la vida que un trabajo de 8 horas al día, 5 días a la semana y dos días de finde para compaginar todo el resto. Dormir, comer, trabajar y de vuelta a casa para volver a empezar. Y dos días de premio para disfrutar.

Cuando lo pienso como un estilo de vida para mi, solo me sale pensarlo como un camino que lleva a algo más, una herramienta para conseguir algo que vaya más allá. Pero parece que la gente se conforma con ello, que la mayoría encuentran la más absoluta felicidad en esa rutina y que ese es el objetivo final.

Quizá algún día llegue a encontrarle el gusto a lo tradicional, pero aún no es el momento (llevo cuatro años repitiendo esa frase y creo que la puedo repetir algunos más).

Por ahora, tengo una deuda conmigo misma – volver a hacer algo que realmente me haga feliz cada día. Sé que suena utópico y que es casi imposible, pero voy a tratar de que mi vida se acerque a ello lo más posible. Por eso lo de viajar. Porque la rutina me aburre y el aburrimiento es infeliz. Y porque de los últimos años, hay muy pocos meses en los que cada día contestara a un “cómo estás?” con la palabra mágica “feliz”.

Cada día.

Seguramente también fui feliz en un 75% el resto de los meses, algunos días mucho más, otros algo menos, pero de un 75 a un 95… hay una diferencia abismal – como de un notable a un excelente. Hay algo en ese 20% extra que hace que viva con entusiasmo y pasión, más allá de la comodidad, la seguridad y el bonito camino marcado.

Viajar significa emoción, incertidumbre, no saber qué haré a dos días vista. La sorpresa de descubrir cosas nuevas en lugares nuevos y de aprender algo de cada sitio. Tener la libertad para decidir qué quiero hacer… “me voy a la playa a leer o mejor aprendo a surfear?”, “buceo mañana o cambio el rumbo y me adentro en la jungla?”, “prefiero descubrir la benevolencia de Auckland como ciudad o mejor me dedico a fotografiar paisajes de ESDLA?”.

Curiosamente, mientras escribo mi mente me pregunta por qué no lo pensé antes, qué era lo que me hacía feliz antes de saber que quizá haya algo más ahí fuera a parte del tan repetido nine-to-five (horario de trabajo estándar en USA). Y tengo una respuesta.

Lo que me dio la vida, el punto extra de ilusión, pasión y chispa, lo que me hacía levantar de la cama todos los días con ganas, lo que me llenaba de felicidad y ganas de mejorar, de aprender, de superarme, de luchar, de comerme el mundo…  Ese algo que me hizo feliz fue el (hasta ahora) amor de mi vida, el deporte al que dediqué toda mi energía durante 13 años: el Basket.

Así que para mí se trata de eso. De encontrar algo grande, más grande que yo misma, algo que me mantenga enamorada, que me haga sentir viva. Y si no lo encuentro, toca seguir buscando. Envidio a los que son felices con mucho menos, pero algunos no hemos nacido para conformarnos con “good enough”, lo cual me trae de vuelta a este vídeo:

Nada más. Steve Jobs lo dice TODO.

   

Categories: RTW, Steve Jobs | 1 Comment

Stay true to you

Sometimes life hits you in the head with a brick. Don’t lose faith. I’m convinced that the only thing that kept me going was that I loved what I did. You’ve got to find what you love. If you haven’t found it yet, keep looking. Don’t settle. As with all matters of the heart, you’ll know when you find it. And, like any great relationship, it just gets better and better as the years roll on. So keep looking until you find it. Don’t settle.

*Steve Jobs*

Categories: Quotes, Steve Jobs | Leave a comment

Create a free website or blog at WordPress.com.