Monthly Archives: June 2013

Post-Bali

Este ha sido un visa run que no ha sido visa run y un viaje que no ha sido viaje. Ha sido algo entre la sombra de los dos – mejor, mucho mejor que un simple viaje a por una pegatina en el pasaporte y no tan genial como un viaje con total libertad. Dos viajes a la embajada y cuatro a la Apple Store han impedido que me pudiera mover mucho por Bali, pero al final ha sido lo que necesitaba. Unos 8 meses de visado, el ordenador arreglado y la oportunidad de saborear lo que es vivir en Legian gracias a Nicky y Amelia, dos chicas alemanas que me han recibido en sus vidas como si me conocieran de toda la vida. Y eso se agradece, encontrar a gente por el camino que te da lo que tiene sin esperar nada a cambio.
Gente que te abre las puertas de su casa y te invita a un café, gente que te lleva en moto para que te ahorres las tarifas de locura de los taxis, gente que te pone al día de sus cotilleos en dos horas y te considera una más desde el principio, gente con la que tomar una copa al anochecer. Personas que te hacen sentir bien, como en casa lejos de casa.
Me hablaron de surf y yo les hablé de buceo, comparamos vidas en islas distintas, compartimos lo que echamos de menos, hablamos de Europa, de vidas reales y de sueños, hablamos de chicos y de diferencias culturales, nos sentamos en nuestra terraza y vimos pasar las horas (rápido, como solo pasan cuando te encuentras a gusto). Vi que su pasión por Bali es como la mía por Koh Tao y nos sentimos unidas por ello. Al fin y al cabo, ellas también son mujeres de viajes y agua.

Sé que siempre digo lo mismo, pero cada vez que salgo de mi(s) casa(s) lo vuelvo a descubrir. El paraíso no es un lugar es la gente.

Y sé también que algún día volveremos a cruzar nuestros caminos, aunque quien sabe si en Bali o en Koh Tao…

Advertisements
Categories: bali, Koh Tao, viajes, visa run | Leave a comment

Visa run a Bali

Cuando sales de tu zona de confort aprendes, aprendes mucho.

Estoy en Bali, donde he venido con dos misiones y con mínima ilusión (por no hablar aún de mínimo dinero). Mis misiones son un visado para Tailandia y arreglar el Macbook. Parece que ambas van a ser satisfactorias, así que el viaje debe considerarse un éxito. ¿El problema? Que he recordado. O aprendido. No lo tengo muy claro (aunque lo dejaremos en aprendido).

He aprendido…

que la pija que hay en mi nunca va a desaparecer. Que si me dejas en una calle llena de tiendas Roxy, Quicksilver, Billabong… voy a querer comprarlo todo. En Koh Tao es aceptable vestir como un pordiosero, pero a la mínima que sales ya no lo es. Y ahí es donde mi Neus más Neus aparece. Yo quiero ser la que siempre soy, la que viste con estilo, la que sabe lo que hace cuando elige su ropa y sus zapas, la que tiene las mejores prendas acorde con lo que le gusta. Pero… ay, mi amigo el dinero…

que en todos los países hay bueno y malo y hay que asumirlo, entenderlo y disfrutarlo.

que para cada cosa buena que pase, puede pasar una mala y eso no borra lo positivo.

que gente buena (y mala) también hay en todas partes y ese es el tesoro más grande. Que un taxista te cobre 13€ por 4 horas de llevarte a la embajada, la Apple store y a buscar sitio donde dormir mientras te explica todo lo que va viendo por la carretera es la prueba de ello. Terima Kasih 🙂

que nunca me van a gustar las playas con chiringuitos y aglomeraciones, así como nunca voy a poder pasarme un día entero en la playa haciendo nada.

que una vez encuentras tu sitio no tienes por qué seguir buscando. He conocido a dos chicas alemanas que no han visto mundo pero que están enamoradas de Bali y sienten que deben viajar porque “es obligatorio” ver mundo. Mi respuesta: No, no lo es. Si esto es lo que os gusta, enhorabuena, habéis encontrado lo que muchos buscan durante toda su vida y nunca encuentran.

que el dinero (me perdonen todos ustedes) sí que compra la felicidad (una parte de ella, al menos).

Y lo más importante que he aprendido es que no importa lo bonito y espectacular que sea el sitio en el que estás… al final del día, sólo quieres estar donde siempre – bebiendo cervezas con los tuyos y celebrando dos snorkel tests en Koh Tao.

Categories: bali, viajes, visa run | Leave a comment

Create a free website or blog at WordPress.com.