Monthly Archives: September 2011

The Block

“And me, I still believe in paradise. But now at least I know it’s not some place you can look for, ’cause it’s not where you go. It’s how you feel for a moment in your life when you’re a part of something, and if you find that moment… it lasts forever…” The Beach.
“The Block” by Justin Bua
El paraíso puede estar en muchos lugares. 
Ahora mismo está aquí, a mi alrededor. Hart, Marcy & Tompkins, con el huerto, el scary corner, la tienda de pollo frito, el deli 24/7, el playground donde Jay-Z jugaba de adolescente… aunque esos sitios no son suficientes para crear un paraíso personalizado. En cambio, sí que bastan ellos.
Los niños, el perro Brooklyn, Kobe, Clayton, Jermaine, Jacob, Mark, Frankie…
Ellos y las historias, lo que veo, lo que aprendo, lo que me cuentan y lo que no me quieren contar. La inmersión total en otro mundo donde no está muy claro quienes son los buenos y quienes son los malos. Un mundo donde lo más importante es la lealtad, la unión, el respeto. Un mundo en el que (por fin) la frase que tiene más sentido es “Only the Strong Survive”. Y no una vez, ni un rato, ni de vez en cuando… A cada momento.
Y pese a ello, pese al drama, los problemas del día a día, la falta de trabajo, las enfermedades, la imposibilidad de escapar… A pesar de la realidad, hay tiempo todos los días para algo de música, partidas a los bolos, carcajadas con el reggaeton, puestas de sol, amaneceres y, sobretodo, para risas todos juntos sin preocuparse por nada más. Siempre encuentran el momento y la manera de hacerle un hueco a la felicidad. 
No dejará de asombrarme la capacidad que tienen de olvidarse de la crudeza de todo esto y decir “I just wanna have fun with y’all everyday I have left”. Una oda al carpe diem.
Touché.
Advertisements
Categories: Bed-Stuy, Brooklyn, New York | Leave a comment

Rockaway Beach

Tortilla de patata para desayunar, ensaladilla rusa para comer, cervecita fría, cheese cake, capuccino, olas atlánticas, sol, arena para convertirse en croqueta y buena compañía, de esa de entenderse sin querer. Todo eso “solo” a hora y media de Brooklyn. Un perfecto paréntesis para la vida en la ciudad y la certeza, una vez más, de que el ser humano no está hecho para la soledad.

Life is what you make of it.

Categories: Brooklyn, New York, Rockaway Beach | Leave a comment

Lo he visto con mis ojos

*La tienda de la esquina, que no vende ni cerveza, vender vodka a las 2 de la mañana a alguien que pidió zumo de naranja.

*El vecino pasar un periódico doblado obteniendo algo a cambio.
*A otro chico que no tiene electricidad porque las 15 plantas “noséqué” (y no lo quiero saber).
*La barbería que se convierte en bar y “crackería” a horas intempestivas.
*Un tío del que solo sé que “I got a 35 right here” y que “you don’t wanna know nothing about him”.
*El amigo del vecino que “I don’t do drugs but I can sell you whatever you want”.
*La vecina embarazada de alguien que no es su marido.
*Un par de chicas de 20 años que están orgullosas porque son las únicas de su grupo que no tienen hijos.
*Un chico decirme que si camino por la calle con él, tengo que hacerlo por la parte de dentro de la acera porque por la de fuera me seguirán diciendo cosas los demás.
*Los policias pararse a preguntar si estoy bien porque hablo con el chico negro del bloque de enfrente en la acera.
*Toda esta gente salir corriendo a la mínima sirena que escuchan.
No me extraña que sea difícil ser sano, coherente, decente y estar “limpio”. Y me extraña aún menos que lo fácil sea meterse en todo esto más y más, y lo más difícil del mundo salir de ello.
Por suerte, yo tengo fecha de salida.
Categories: Bed-Stuy, Brooklyn | Leave a comment

Carpe Diem

“Once in a while it really hits people that they don’t have to experience the world in the way they have been told to.” – Alan Keightley
Hay tantas cosas más que se pueden hacer, tantos caminos que se salen de la corriente dominante, tantas maneras de evitar el lavado de cerebro al que nos intenta someter la sociedad… Aunque al fin y al cabo, no se trata de evitar el “mainstream” sino de hacer lo que nos hace felices tanto si es lo que hace la mayoría como si somos los únicos del mundo que vivimos así.
Y pese a no haber una sola manera de hacer las cosas, a veces nos hacen sentir que así es, que lo que hacemos (y nos hace felices) está “mal”. Quizá nos hemos salido de lo que se esperaba de nosotros, quizá no hemos elegido el camino que se presuponía que era el nuestro, quizá no sea tampoco el más adecuado… pero en base a qué? A lo que está bien y lo que está mal? Según las leyes de quien?
Mi ley dice que trato de hacer lo que me hace feliz sin hacerle daño a nadie. Mi ley dice que solo tengo una vida para hacer todas las cosas que quiero hacer. La ley dual de Olga dice que entre “prácticos” y “amorosos”, yo formo parte del segundo grupo (cada vez más) y que no hay nada malo en ello. Igual que no habría nada malo en ser de los primeros:

Prácticos vs Amorosos

Los prácticos hipotecan su presente en función de su futuro.
Los prácticos se enamoran de alguien que vaya a gustar a sus padres.
Los prácticos trabajan en bancos aunque tengan vocación de periodistas, de maestros aunque en su día quisieron ser médicos.
Los prácticos saben con quién deben relacionarse y con quién no.
Los prácticos se quedan.
Los prácticos sueñan dormidos.
Los prácticos se casan al llegar a los 30 no vayan a quedarse solos.
Los prácticos sobreviven.
Los prácticos lo tienen todo controlado.
Los prácticos se agarran a clavos ardiendo.
Los prácticos sonríen.
Los prácticos aprenden a ser felices.
Los prácticos no buscan, encuentran.
Los amorosos, en cambio, hipotecan su futuro en función de su presente.
Los amorosos se ríen de las gentes que aman a perpetuidad.
Los amorosos son artistas y fotógrafos, periodistas de guerra, escritores, maestros por vocación.
Los amorosos viven al día, no saben hacer más.
Los amorosos siempre se están yendo.
Los amorosos son los que abandonan, los que cambian, los que siempre han de estar solos.
Los amorosos sueñan despiertos.
Los amorosos viven.
Los amorosos se avergüenzan de toda conformación.
Los amorosos se entregan en cada beso al cien por cien.
Los amorosos juegan a coger el agua, a tatuar el humo.
Los amorosos ríen mucho y lloran más.
Los amorosos lo quieren todo.
Los amorosos no encuentran, buscan.

(Algunas de las frases referentes a los amorosos están tomadas del poema “Los amorosos” de Jaime Sabines)


Olga Moya
Categories: Desvaríos, Myself | 2 Comments

Easy Peasy

Desayuno virtual, abrazos desde la isla en fotografía, Fashion Night Out NYC, visitas y la convicción de tener muy claro lo que haría con $10k extra.

Me encanta no tener palabras (besides I miss you & thank you, Dre!) 🙂

Categories: día a día, Menorca, Myself, tattoos | Leave a comment

Again

Otra llamada. Otra invitación súbita.

Pensé que repetía sueño: mismo evento, misma pista, distinto jugador. Pero hubo una diferencia… Hoy nos sentamos con los entrenadores y amigos de Feliciano en la primera fila, en los mejores asientos de los 24.000 que hay en la Arthur Ashe. Nos hemos quedado mudos y con los ojos haciendo chiribitas.

Ahora me siento agotada después de un día largo, pero eternamente agradecida. Lástima que no ganara, pero a partir de este torneo siempre habrá un momento para un “Vamos Feli!”

Y gracias a ambos. A Feli por los sitios de lujo y a David por llevarme 🙂

Categories: Feliciano López, New York, sueños hechos realidad, US Open | Leave a comment

Uno más

*What would your life be like if you spend the whole rest of it pursuing the things that make you come alive?*
Este era un sueño que no me había atrevido ni a soñar. La pista de tenis más grande del mundo, miles de personas, Rafa Nadal empuñando la raqueta, ni una sola nube en el cielo, partidazo de Feli, hot dogs, cervezas, risas. Un día perfecto en el que pude gritar a pleno pulmón “Vamos Rafa!!” con la seguridad de que mis palabras no se estrellaban en la pantalla del televisor.
Solo sumándole a la vida. O multiplicando de diez en diez.
No necesito un calendario donde pintar de azul los días buenos. Mi vida es azul. Vivo momentos que mucha gente solo va a poder soñar… con la suerte de fotografiarlos, acariciarlos, olerlos, besarlos, abrazarlos.
Me sigue sobrando oxígeno. Las estrellas siguen alineadas.
¿El martes surfeamos? 🙂
Categories: Feliciano López, Rafa Nadal, sueños hechos realidad, US Open | Leave a comment

Inspiración al cuadrado

Hoy no va a ser fácil… va a ser increíblemente difícil contener “todo esto”. Lo intento, pero ya digo que mi corazón y mi alma van a mil revoluciones por hora y mis dedos y mi cordura no dan para tanto. No dan ni para ordenar las ideas…

Se han alineado los astros para eclipsar el mensaje, el que pensaba que no iba a recibir, el que me ha abofeteado sin aviso previo cuando tenía el primer pie en el segundo vagón del tren exprés. Ya no me lo esperaba y por ello me ha colapsado… durante tres minutos. He mirado mi iPhone y he cambiado la banda sonora. Cabeza atrás, músculos relajados, ojos cerrados. He respirado y la nueva música me ha llenado los pulmones. Rimas inteligentes, compases (des)conocidos, aire fresco. No me ahogo. Hay cosas del pasado que no caben en mi presente, son solo sonrisas de otros días ya lejanos. Ahora, hoy, esta voz me trae paz.

Peace. Esa palabra que tanto he escuchado, pero que antes no sentía. Ni la buscaba… aunque me ha encontrado ella mi. Y con la paz, sonrisas. Ha enterrado la rabia, el dolor y todo lo negativo, y ha traído polvo de Peter Pan y nubes de osos amorosos a mi vida. Me siento en ellas con los pies colgando, con tu música sonando y sonrío mientras sacudo la cabeza al ritmo de tus beats. ¿Sueño? ¿Vuelo?

Diez minutos más con mi paz reencontrada, con una sobredosis de oxígeno y el cerebro aún en un limbo sin funcionamiento, y me llega otra noticia. Se anulan los planes de mañana, no vamos a la exhibición de skate de Tony Hawk en mi parque favorito de Manhattan… Dos (n)hombres han decidido eso sin mi: David Carnicero y Feliciano López. No hay skate, porque hay tennis. “Neus, te vienes al US Open?”

El “no” no existe en mi vocabulario. Es día de juego para Feli. Guess what? También lo es para Rafa.

Sobredosis de la peor de las drogas, mi sangre se inunda con endorfinas y yo disfruto de este momento al máximo. Mente nublada, sentidos entumecidos, sentimiento de irrealidad. La sensación de que paso volando sobre la vida, casi sin tocar el suelo… Me deslizo.

Y escucho que la vida son rachas, lo cual no es novedad. Lo asumo y lo aprovecho. Durante esta racha le robo al gran Andrés Montes una de sus frases… porque no sé si lo sabíais, pero “La Vida Puede Ser Maravillosa”.

Categories: New York, sueños hechos realidad, US Open | Leave a comment

Create a free website or blog at WordPress.com.